RIE | "Mi experiencia en Ecuador", por Paloma Jacob (parte II)
Aquí podemos seguir leyendo el testimonio de Paloma Jacob, una de las últimas cooperantes de la Red Internacional de Educación (RIE) en Ecuador.
RIE, Red Internacional de Educación, Educación, Ecuador, Canoa
40361
post-template-default,single,single-post,postid-40361,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

“Mi experiencia en Ecuador”, por Paloma Jacob (parte II)

04 Nov “Mi experiencia en Ecuador”, por Paloma Jacob (parte II)

Aquí podemos seguir leyendo el testimonio de Paloma Jacob, una de las últimas cooperantes de la Red Internacional de Educación (RIE) en Ecuador.

Por fin llegué a Canoa, un pequeño pueblo de pescadores que aún está reconstruyéndose por las consecuencias del terremoto donde me esperaba Susana con los brazos abiertos. Continué descubriendo la increíble labor que hace RIE con los proyectos de “cuentos en la plaza” y sobre todo las formaciones a maestras. Allí conocí de primera mano las necesidades de las maestras de las escuelas rurales de la zona, una realidad difícil y muy diferente a lo que había conocido: accesos complicados con caminatas largas para llegar a la escuela, recursos dudosamente gestionados, verdaderos madrugones, formación tradicional….un sinfín de pequeñas barreras rodeadas de una naturaleza exuberante y unos niños y niñas con sonrisas infinitas y llenos de ganas de aprender y ser respetados.

Paloma-Jacob-RIE-EcuadorEn todas las escuelas que visité para aportar mi granito de arena aconsejando a las maestras y compartiendo experiencias encontré momentos inolvidables, montando en moto a través de la selva, jugando con los niños y niñas, sintiendo la acogida de las familias comiendo en sus hogares, las ganas de las maestras por mostrar su trabajo…Descubriendo la esencia de un país lleno de contrastes, con muchas ganas de cambio y de innovación y al mismo tiempo con frenos autoimpuestos que día a día van desapareciendo.

Confieso que me quedé con ganas de más pero debía continuar mi viaje esta vez rumbo a Cuenca, una ciudad llena de monumentos y cultura, para reunirme con amigos que había hecho en Ayampe y juntos colaborar en un proyecto y asistir a unas charlas, además de visitar la ciudad y compartir todo lo vivido. Finalmente y para terminar de reposar la intensidad de las vivencias de mi aventura pasé unos días en compañía de una amiga en Mompiche, un paraíso de inmensas playas y naturaleza en estado puro.

Han sido casi dos meses pero me ha parecido mucho más tiempo por la intensidad de las vivencias y emociones que he podido experimentar. En este viaje he vivido cosas increíbles, mucho más de lo que podía imaginar cuando comencé a planificarlo: he visto paisajes espectaculares, he descubierto la belleza de una realidad diferente a la mía, he compartido reflexiones transformadoras sobre educación, he hecho grandes amigos, he redescubierto mi vocación, y sobre todo he sido testigo de que sí ES POSIBLE crear un mundo más justo, más respetuoso con la infancia, con la naturaleza, con la vida, gracias a iniciativas como RIE y a las personas libres y comprometidas que he encontrado en el camino.

…Aún queda mucho por hacer…

Paloma-Jacob-RIE-Ecuador

No hay comentarios

El formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies