RIE | Ecuador y El Salvador protagonizan el I Encuentro Internacional de Escuelas por la Renovación
40113
post-template-default,single,single-post,postid-40113,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Ecuador y El Salvador protagonizan el I Encuentro Internacional de Escuelas por la Renovación

27 Nov Ecuador y El Salvador protagonizan el I Encuentro Internacional de Escuelas por la Renovación

A mediados de noviembre tuvo lugar, por primera vez, este encuentro que reunió a escuelas de Ecuador y El Salvador que trabajan por la renovación educativa. Por Ecuador José Luis, director de la Escuela Ricardo Alfonso Abad Solórzano, del cantón Chone, y por El Salvador, las profesoras Tomada, Milagros y María de los Ángeles, del Centro Escolar Cantón San Emigdio, Guadalupe.

Comenzaron presentándose los cuatro participantes entre nervios y unos pocos problemas de conexión, que finalmente se solucionaron. El Salvador comenzó contando las acciones renovadoras que estaban llevando a cabo en su escuela con el apoyo de las cooperantes de RIE, enfatizando en los buenos resultados que les estaba dando la implementación de metodologías cooperativas: aumento de la participación y motivación estudiantil, disminución del rol autoritario como docentes y una agradable satisfacción de ver como las clases fluían de forma cordial y entretenida para todas las partes.

José Luis, director de la escuela ecuatoriana, enumeró algunas de sus innovaciones: proyecto de reciclaje, participación de las familias en la vida escolar, proyecto de Cuentos en la Plaza para la adquisición de hábitos de lectura, obtención de las primeras cinco computadoras para la institución, señalización y embellecimiento del centro… Las compañeras salvadoreñas quisieron compartir también las acciones innovadoras que realizan en la escuela desde antes incluso del apoyo de RIE, demostrando que son una institución implicada con el cambio educativo: jornadas medioambientales, aumento de la responsabilidad y la participación en la organización de eventos en la escuela por parte de toda la comunidad educativa, incluyendo al municipio de Guadalupe, implicado en la mejora de sus escuelas y en el diseño de patios con juegos didácticos pintados por la comunidad.

Terminó este punto la escuela ecuatoriana señalando los talleres realizados por RIE a sus docentes sobre dinámicas de grupo, talleres que han mejorado la cohesión del equipo docente (ya de por sí admirable) y le han dado al docente herramientas para trabajar las habilidades sociales dentro del aula, y mejorar el clima de trabajo y la motivación estudiantil.

Tras este intercambio de buenas prácticas, se dio paso a un espacio para compartir problemáticas, necesidades y sueños por cumplir. Cada una de las docentes de El Salvador tenía una expectativa diferente para su escuela: un laboratorio de ciencias, ya que los únicos microscopios a los que tienen acceso los estudiantes son los que ellos mismo fabrican con cartón para conocer sus partes; una sala de cómputo, que permita dar la oportunidad a los niños y niñas de igualarse en oportunidades con el resto del mundo tecnologizado; y por último, una biblioteca, ya que comentan la dificultad de crear hábitos de lectura con el poco material, desactualizado y poco atractivo, con el que cuentan.

El director de la escuela ecuatoriana les contó a sus homónimos del país centroamericano su deseo de que todas las escuelas tuvieran las mismas oportunidades, que los recursos se repartieran de forma equitativa pese al tamaño o ubicación de las instituciones, y que seguiría luchando por ofrecerles las mejores oportunidades a sus estudiantes. “Este sueño vibró en las profesoras salvadoreñas, ya que se vieron reflejadas en algunos aspectos con su ahora compañero José Luis”, nos cuenta Susana Sánchez, una de las cooperantes de RIE que hizo posible este encuentro.

Para la última parte, se dio turno para proponer acciones que podrían llevarse a cabo entre las dos instituciones. Hubo bastantes aportaciones: entre ellos se pidió más detalles sobre los proyectos que unos y otros estaban llevando para estudiar la posibilidad de realizarlos en sus respectivas escuelas, también tener un contacto más directo entre ellos a través del intercambio de sus correos electrónicos, se pidió realizar estos encuentros con frecuencia (propusieron una vez al mes), que la Red Internacional de Educación invitase a instituciones de otros países a participar y, por último, el deseo de que los estudiantes de ambas instituciones se conocieran a través de postales o correos electrónicos.

Ambas partes se despidieron, compartiendo su agradecimiento por el enriquecimiento que les había dado este encuentro, como forma de desahogar sus problemas y transmitirse fuerza e inspiración para continuar con el sueño de renovar sus instituciones para dar más oportunidades a la infancia y juventud y, por tanto, mejorar su presente y el futuro de todos.

No hay comentarios

El formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies